¿Qué tiene Borges que ver con Hitler?

El Evangelio según Hitler, según Marcos Peres

 Se asume obsesionado con Jorge Luis Borges y fue al leer un cuento del argentino como nació El evangelio según Hitler. Polémica a un lado, Marcos Peres quiere mostrar que teorías de la conspiración hay muchas.

Autora: Sara Otto Coelho

¿Y si Judas hubiese denunciado a Jesucristo no por maldad sino por un bien mayor que el mundo desconoce? En El evangelio según Hitler, primer libro de ficción del brasileño Marcos Peres, el dictador más odiado de la historia contemporánea desempeña un papel semejante al de una versión de Judas creada por el argentino Jorge Luis Borges: él no es la fuente de todo mal sino un hombre que sacrifica su nombre y reputación por un bien mayor. Sabe que será odiado para siempre, pero cree que el mal que va a infringir es necesario. Tras el éxito alcanzado en Brasil, El evangelio según Hitler llega a España, por la editorial Maresia Libros.

Marcos Peres solía escribir y, al final, esconder, el manuscrito en un cajón. Nunca imaginó que el primer libro que publicaría tendría en Brasil una portada roja con una esvástica y el nombre de Hitler en relieve. Con su timidez asumida, el escritor, que también trabaja en el Tribunal de Justicia del Estado de Paraná jura a la periodista que nunca quiso provocar controversia.

Pero, antes de la polémica, la inspiración. Marcos Peres se confiesa obsesionado con el escritor argentino Jorge Luis Borges (1899-1986). Por eso quiso homenajearlo aquí con una «interpretación grotesca. Hasta convertirlo en el germen del nazismo», explica. «La idea para El evangelio según Hitler nació tras la lectura del cuento Tres versiones de Judas, donde Borges escribe, precisamente, sobre tres versiones diferentes de Judas. «Una de las interpretaciones es diferente a la que conocemos en la Biblia: ese Judas cometió un acto maligno [denunciar a Jesús, lo que contribuyó a su muerte en la cruz], pero es un mal necesario para un bien futuro», cuenta Marcos Peres.

Según dicha interpretación, solo existiría el bien después de este acto, tan maligno como altruista. «En la broma de Borges, Jesús renunció a su propia vida. Pero Judas hizo algo mucho más grande, renunció a la memoria, ya que sobrevivió su mala imagen en la historia universal. Me pareció muy herético, muy fuerte.» Marcos Peres tomó la idea, pensó extender las tres versiones de Judas y escribir una novela. «Quería que Borges fuese mi personaje porque lo conocía bien.» De ahí que el protagonista del libro sea un homónimo del escritor. «Tenía a Borges, tenía a Judas y necesitaba a alguien relacionado con el mal,» explica. Hitler fue el elegido por ser contemporáneo del escritor argentino. En cierto momento de la historia, el protagonista es introducido en el círculo nazi e inspira la idea de que el nazismo es un mal necesario de cara a un bien mayor, aunque secreto. Es decir, Hitler acaba por ser Judas al sacrificarse frente a la humanidad como la encarnación del mal. Jamás nadie hablará bien de Hitler en los libros de historia, del mismo modo que nadie elogia a Judas.

Cualquier parecido en las páginas iniciales con el estilo ficcional de Dan Brown no es pura coincidencia. En la época, el autor de El código Da Vinci, cuya historia se centra en la familia secreta de Jesús, dominaba las listas de ventas de todo el mundo. No obstante, a pesar de tocar el tema de la religión, El evangelio según Hitler es una historia diferente. «La verdad es que hice una crítica a las historias de Dan Brown. El modelo que utilicé para escribir el libro es de Umberto Eco,» subraya.

En el libro que el escritor y filósofo italiano lanzó en 2010, El cementerio de Praga, se da una teoría de donde varios hechos están vinculados a la conspiración. «Eco lo mete todo dentro de un caldero y, aunque esté conectado entre sí, al final dice: he escrito una teoría de la conspiración que en apariencia tiene sentido, pero no quiero que la compréis. Mirad todo con ojos críticos. A pesar de los hechos ser lógicos, son poco realistas. Es casi como Dan Brown solo que en el lado opuesto, porque Dan Brown inventa una teoría de la conspiración fácil y al final la vende. Ese es el secreto de su éxito, afirma Marcos Peres, que confiesa no ser fan del estilo.

El libro empezó siendo una broma y Marcos escribió sin pudor, convencido de que el manuscrito acabaría en el cajón de su escritorio, como los anteriores. La escritura de este funcionario era «casi secreta, un acto de confesión sobre el papel,» explica. Pero el libro acabó por llegar a una editorial. «Se lo envié a un par de amigos, que me sugirieron que lo enviara a un concurso con pseudónimo. Estaba convencido de que no tenía ninguna oportunidad, ni aunque fuera por el título; y porque el premio Sesc es estatal.» Aun así lo envió. Como respuesta ganó el premio y una transformación muy brusca en su vida. «De un día para el otro tuve que declararme escritor, y salí con una portada muy polémica,» recuerda.

Cuando el libro se publicó, Marcos intentó justificarse con miedo a las represalias hacia su familia. «Tuve miedo de que le dijeran a mi abuela: ‘Su nieto has escrito un Evangelio según Hitler.» Defiende que en la literatura no se puede tener miedo y pensar que pueda haber alguien a quien no le guste, o que le vaya a dar miedo. «En ese momento intento centrarme en qué pide la escritura. Esta tiene voz propia,» afirma. Vincular a Borges y a Hitler tampoco ayudó a disminuir la polémica. Le preguntaban si era nazi o ateo, «La portada roja con la esvástica fue un problema, jamás habría imaginado que mi primer libro iría asociado a una esvástica, y había mucha gente que no sabía si era ficción o no.»

¿Puede la religión ser una teoría de la conspiración? «Sí,» responde sin conservadurismo el autor. «La teoría de la conspiración existe en muchos aspectos de la vida, desde la religión hasta la creencia popular. Creo que debemos aprender a observar con una mirada más crítica.»

Actualmente, Marcos Peres sigue trabajando en el Tribunal de Justicia. Conciliar ese trabajo con la profesión literaria no ha sido fácil y su objetivo es ser escritor a tiempo completo. La timidez empieza a quedarse a un lado. Un segundo libro fue publicado en Brasil en junio del año pasado. Se titula Que fim levou Juliana Klein y es una historia policiaca que transcurre en el país de la samba. «Mucho menos polémica,» promete.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *